Maria Josep Colomer i Luque Piomera de la Aviación Española   1.913/2004
                     Maria   Josep   Colomer   i   Luque,   nació   en   Barcelona,   el   31   de   marzo   de   1913,   y   falleció   en   Surrey, Inglaterra,   el   25   de   mayo   de   2004,   conocida   como   Mari   Pepa   Colomer,   es   una   de   las   pioneras   de   la   aviación española.​   Con   frecuencia   es   considera   la   primera   española   en   obtener   la   licencia   oficial   de   piloto   en   1931   y la   primera   mujer   instructora   de   vuelo   de   España,   sin   embargo   el   24   de   noviembre   de   1928,   María   Bernaldo   de Quirós obtuvo la licencia de piloto en Escuela Nacional Aeronáutica de Madrid.​
                        Estudió   en   el   Instituto   de   Cultura   y   Biblioteca   Popular   de   la   Mujer,   institución que   había   fundado   en   1909   Francisca   Bonnemaison,   con   la   intención   de   dar instrucción   a   las   mujeres   obreras   para   que   pudieran   aprender   un   oficio   y   ejercer después    su    profesión.    De    pequeña,    ya    quería    volar    y    se    iba    en    bicicleta    al aeródromo de Catalunya y allí probaba los aviones vigilada por los mecánicos.​                En   mayo   de   1930,   ingresa   en   la   Escuela   de   Aviación   de   Barcelona.   Con   tan solo   17   años,   y   tras   realizar   las   sesenta   horas   de   vuelo   reglamentarias,   el   19   de enero   de   1931,   obtiene   la   licencia   oficial   de   piloto.   Su   nombramiento   generó   una gran   expectación,   apareció   en   la   portada   del   diario   La   Vanguardia   y   la   Diputación de Barcelona le hizo un homenaje.             Tras   la   obtención   del   título,   para   conseguir   experiencia   profesional   y   demostrar que   estaba   al   mismo   nivel   que   el   resto   de   pilotos   (hombres)   que   la   rodeaban, participó   en   varios   concursos   de   pilotos   amateurs   y   en   el   II   Concurso   de Aviación de   Cardedeu,   en   aquella   época   muy   reconocido   en   el   mundo   de   la   aviación   civil. En   1932,   se   creó   la   Escola   de   Pilots   Militars   de   la   Generalitat   y   en   octubre   de   ese mismo   año,   saltaría   a   la   fama   al   lograr   aterrizar   un   Zeppelin   en   el   aeródromo   de Barcelona.   Fue   todo   un   acontecimiento.   Entre   las   muchas   personas   asistentes   al evento    se    encontraba    una    joven,    Dolors    Vives    Rodón,    conocida    como    Lolita Vives,   quien   no   tardará   en   seguir   sus   pasos   como   otra   de   las   pioneras   de   la aviación   española.​   Tres   años   después,   en   1935,   Mari   Pepa   se   convertiría   en   la primera    mujer    instructora    de    vuelo    española.    En    1936    creó,    junto    con    otros compañeros,   la   primera   Cooperativa   de   Trabajo   Aéreo   de   Cataluña   y   la   Escuela Catalana de Aviación, donde dio clases también.
               Con   el   estallido   de   la   Guerra   Civil   Española,   empezó   a   formar   parte   de   la   Escuela   de   Pilotos   de   la Generalitat    de    Cataluña,    con    el    rango    de    auxiliar    de    primera    categoría    del    Servicio   Aeronáutico​    donde trabajaba   formando   nuevos   pilotos   para   las   Fuerzas Aéreas   de   la   República   Española.​   Llegó   a   tener   rango   de oficial   del   Ejército   y   desarrolló   funciones   como   instructora   de   pilotos   de   guerra,   piloto   de   abastecimiento, ambulancia    y    propaganda.    Tras    ayudar    a    cruzar    la    frontera    hispano-francesa    a    miles    de    exiliados republicanos,   al   final   de   la   guerra   es   ella   misma   la   que   se   exilia,   junto   al   que   había   sido   su   profesor,   el   piloto Josep   Maria   Carreras   y   Dexeus,   que   se   convertiría   posteriormente   en   su   marido.   Primero   se   trasladarían   a Toulouse   y   después   a   Inglaterra,   en   donde   vivió   el   resto   de   su   vida,   donde   María   Josefa   Colomer   y   Luque continuó   realizando   diversas   actividades   de   aeronavegación   y   Josep   María   Carreras   sirvió   en   la   fuerzas aéreas   inglesas   (RAF)   durante   la   II   Guerra   Mundial.   Pero   el   aumento   del   núcleo   familiar   (fueron,   en   Inglaterra, padres   de   dos   hijos)   apartó   de   los   vuelos   a   la   animosa   aviadora   catalana.   No   volvió   a   pilotar   nunca   más   un avión   y   cuando   se   le   preguntaba   por   qué,   su   respuesta   siempre   fue   que   en   Inglaterra   no   había   trabajo   para ella como piloto.                   El   mes   de   marzo   del   año   2003,   la   Secretaría   General   del   Deporte   de   la   Generalitat   de   Cataluña   rindió   un homenaje   a   su   trayectoria   deportiva   en   el   mundo   de   la   aviación.​   Sus   cenizas   fueron   llevadas   al   cementerio   de Reus.
Mari Pepa y sus instructores de vuelo
Mari Pepa pionera de la aviación española
Mari Pepa junto a su avión
Agradecimientos:                                   Editorial “La Vanguardia”                                   Wikipedia enciclopedia libre                                   www.mcnbiografias.com
Copyright © 2019 BIT INFO Informática Revisión 12.10b 02/07/2019 Powered by Vuelta a Inicio